Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

 

Chilpancingo en el México Independiente.

En 1821, al terminar la Guerra de Independencia y convertirse México en un país independiente, Chilpancingo quedó sujeto al partido de Tixtla de la Capitanía General del Sur. Dos años más tarde, después del derrocamiento del imperio de Iturbide, los antiguos insurgentes surianos Nicolás Bravo y Vicente Guerrero formaron parte del Supremo Poder Ejecutivo, en tanto se definía la forma de gobierno para el país.

Inmediatamente se iniciaron los reconocimientos a Chilpancingo por el importante papel que había tenido en el movimiento independentista. Así, el 23 de julio de 1823, Leonardo y Miguel Bravo --muertos durante la insurgencia-- fueron declarados “Beneméritos de la Patria en grado heroico”. De igual manera, el 28 de febrero de 1824, el Congreso constituyente ratificó “el título de Ciudad que el General Morelos dio al pueblo de Chilpancingo, llamándole de los Brabos”.

Al establecerse el sistema de gobierno republicano federal, en octubre de 1824, Chilpancingo tuvo la categoría de ayuntamiento del partido de Tixtla, perteneciente al distrito de Acapulco del Estado de México. Su extensión, mayor que la actual, comprendía por el norte los cerros del Huiteco y Piedra Amarilla. Hacia el noroeste y poniente una porción del actual municipio de Leonardo Bravo y bajaba al suroeste hasta los cerros de las Tetas, ubicados en los límites de los actuales municipios de Atoyac, Heliodoro Castillo (Tlacotepec), Coyuca de Benítez y Chilpancingo. Por el sur, incluía Tepetixtla --en el actual municipio de Coyuca de Benítez--, Santa Rosa, bordeaba la hacienda de la Brea --posteriormente La Providencia-- e incluía parte del actual municipio de Juan R. Escudero --o Tierra Colorada--. De sureste a noreste, Chilpacingo abarcaba a Dos Caminos, el Ocotito, Buenavista, Acahuizotla, la Imagen, Palo Blanco, Mazatlán y Petaquillas. Por su parte, Tepechicotlán que desde el dominio español había sido propiedad de chilpancinguenses, se incorporó a este municipio Chilpancingo en 1872.

El 26 de marzo de 1825, por decreto del Congreso del Estado de México se le concedió a Chilpancingo hacer una feria anual en el mes de diciembre, con duración de ocho días. Fue la primera que se autorizó en el México independiente en la parte del actual territorio guerrerense que en ese tiempo pertenecía al Estado de México. Para 1857, era una de las quince que se celebraban anualmente en la República Mexicana, según el "Cuadro Geográfico y Estadístico de la República Mexicana" de Antonio García Cubas, en el que se asentó que dicha feria iniciaba el 27 de diciembre y terminaba el 3 de enero. Ese fue el origen de la “Feria de Navidad y Año Nuevo” que todavía se realiza en Chilpancingo. Su naturaleza era de tipo económico. El festejo de la Virgen de Santa María de la Asunción, con el que se quiso identificar, era otro diferente y más antiguo que se realizaba en el mes de agosto desde el dominio español y que, al igual que la feria de diciembre, perdura hasta nuestros días.

En 1830, Chilpancingo fue designado sede de la Comandancia Militar del Sur al mando de Nicolás Bravo, para sofocar la llamada Revolución del Sur, encabezada por Vicente Guerrero --quien había sido obligado a abandonar la presidencia de la República-- y Juan Álvarez. Esta ciudad fue el lugar de reunión de las milicias cívicas de varias poblaciones encargadas de combatir a los sublevados y fue, además, el escenario de enfrentamientos militares. Uno de los más relevantes fue el ataque que recibió por parte de los rebeldes en los últimos días de 1830 y primeros de 1831, en el cual venció Bravo.

En Chilpancingo se realizaron varios convenios para terminar con conflictos políticos y de tierras. Así, el 11 de septiembre de 1832, se firmó entre Juan Álvarez y Nicolás Bravo el fin del levantamiento del primero en contra del gobierno de la República. Años después, el 31 de mayo de 1843, se suscribió entre el Bravo y los comisionados de Álvarez un convenio para terminar los conflictos de tierras entre los indígenas y los hacendados de Chilapa, en el cual se involucraron algunas fincas de Chilpancingo. En dicho acuerdo se asentó que habría amnistía general para todos los pueblos sublevados, se realizaría un riguroso arbitraje para definir quienes eran los dueños de las tierras en litigio y, en el caso de que algunos pueblos resultaran sin terrenos propios, el gobierno les proporcionaría su fundo legal.

En 1841, Chilpancingo fue el escenario de un evento relevante, por ser antecedente de la creación del estado de Guerrero. Los días 10, 11, 12 y 13 de noviembre tuvo lugar en esta población la Junta de Notables a la que convocaron Nicolás Bravo y Juan Álvarez con el fin de formar y organizar el nuevo Departamento de Acapulco. A Chilpancingo llegaron 81 representantes de 42 pueblos que venían desde Huetamo, en Michoacán, hasta Juxtlahuaca y Jamiltepec, en Oaxaca, y por el norte desde Cuernavaca.

Durante el imperio de Maximiliano de Habsburgo, en 1865, se trató de dividir al estado de Guerrero –creado en 1849-- en tres departamentos: el de Guerrero, el de Iturbide y el de Acapulco. El primero, se constituiría con el nuevo distrito de Chilpancingo, el de Chilapa y el de Tlapa; su capital sería: Chilpancingo. Este proyecto no tuvo efecto debido a lo efímero del imperio de Maximiliano de Habsburgo y a que el territorio suriano apoyaba al gobierno republicano de Benito Juárez.

El 12 de marzo de 1868, Chilpancingo se separó del curato de Zumpango y adquirió la categoría de cabecera de parroquia, por providencia diocesana del obispo de Chilapa el doctor Ambrosio Serrano y Rodríguez. Su extensión territorial no coincidió con la del municipio, pues la nueva parroquia abarcó el pueblo de Petaquillas, la hacienda de Mazatlán y la hacienda de Acahuizotla que habían pertenecido a la de Mochitlán, así como Chichihualco, el pueblo de Esquinatoyac, la cuadrilla de Amojileca, la de Jaleaca, la de Caparrosa, la de la Soledad, el Fresno, Santa Bárbara, Coacoyulillo y la hacienda de Zoyatepec que habían sido de la de Zumpango.

El 9 de octubre de 1870, la ciudad de Chilpancingo adquirió el rango de capital del estado de Guerrero según el decreto número 58 expedido por el Congreso del estado. En su Memoria de gobierno, el gobernador Francisco O. Arce asentó que:

Chilpancingo [contaba] con mayores ventajas que Tixtla para declararlo capital de Estado, pues además de su benigno clima [estaba] más céntrico y situado en el camino nacional del puerto de Acapulco a México, siendo por consiguiente susceptible de una mejora mercantil de consideración.

Para ese año, la población de Chilpancingo había aumentado a 5,996 habitantes, superando por un pequeño margen a Tixtla que contaba con 5,941. El municipio se conformaba por tres pueblos: Petaquillas, Dos Caminos e Ixcuinatoyac; nueve haciendas: Chichihualco, Acahuizotla, Zoyatepec, Chichiczapa, Tierra Colorada, Buena Vista, La Imagen, Palo Blanco y Mazatlán. Tenía ocho ranchos: Huacolapa, Coacollular, Reparo, Cacalachapa, Río Verde, San Antonio, Ajupilco y San Cristobal. Y comprendía doce cuadrillas: Amojileca, Atlixtac, Huiscocingo, Limón, Yllota, La Soledad, Jaleaca, Santa Bárbara, Carrizal, Coacolulillo, El Fresno y Santa Rosa.

 

México Independiente
Colaboración : María Teresa Pavía Miller
Centro INAH Guerrero