Ayuntamiento de Chilpancingo sigue fomentando hermanamientos culturales como política de paz