Se han notificado a más de mil negocios y viviendas del centro para evitar que arrojen basura en calles y banquetas